21/8/14

Queralbs y el Vall de Nuria

Este verano muchos hemos descubierto este pueblecito taaaaan encantador del Pirineo catalán por culpa de Jordi Pujol y por toda su corrupción, pero fuera de eso... me quedo con ese pueblo que me dejó con la boca abierta Ö  cada vez que ha salido en el telediario y por ser verano, hacer tanto calor y apetece estar al fresco de los Pirineos, ésta entrada es para ese pueblecito de a penas doscientos habitantes: Queralbs

Foto de Jorge Franganillo

Es un pueblo más de los Pirineos (de muchos y chulos que hay) situado en Gerona a unos 1200 metros de altura, cerca de la Cerdeña (Francia), con calles estrechas y empinadas, antiguas casas con paredes de piedra, techos de pizarra y una antigua iglesia románica del siglo X, que en su interior contiene una réplica de un retablo gótico original, expuesto actualmente en el MNAC (Museo Nacional de Arte de Cataluña).

El pueblo no tiene más que la paz que se respira por sus calles o su encanto rural ideal para los amantes del silencio y la naturaleza, y perfecto además para huir del calor en verano porque allí la temperatura es muy fresca (no nos olvidemos de una chaqueta para las noches). Pero su encanto no se queda ahí, pues sí que tiene algo que lo distingue. En el término de Queralbs se encuentra El Vall de Nuria, un sitio precioso donde estuve con trece años de excursión con mi clase del instituto! Me quedé enamorada de ese paisaje y tengo claro que volveré algún día con Mario, mi novio.


Este valle tiene un entorno único, riqueza natural y paisajista y su lago está envuelto por cimas de hasta tres mil metros de altura, donde nacen multitud de chorros y fuentes. Este valle además tiene una peculiaridad y es que solamente se puede acceder a él mediante el tren cremallera. Éste tren recorre el borde de un río cruzando un paisaje inolvidable y superando un desnivel de nada menos que mil metros de altura!! Una vez llegados al valle nos encontramos con el lago, el Santuari de Nuria, el hotel Vall de Nuria de 3*, un telecabina para contemplar de la mejor forma el paisaje, pistas de esquí... (imaginad como tiene que ser en invierno todo blanco...)

Foto de Miguel Ángel Barroso Lorenzo

Resumiendo que es un lugar chuliiiisimo para un viaje de montaña y naturaleza, acampadas, muchas rutas de senderismo, caballos, vacas y más vacas salvajes... Para alojarse allí lo más fácil es el hotel Vall de Núria en el mismo valle, o casas rurales porque no hay mucho más, pero en otros pueblos a pocos kilómetros hay más variedad de albergues, hostales... Yo me iría YA a pasar el fin de semana allí. Espero que os haya gustado este pequeño pueblo perdido en la montaña!
Ser felices!


No hay comentarios:

Publicar un comentario