16/12/14

Qué hacer en París

Tal vez París sea la ciudad más romántica del mundo ya que enamora al instante a todos sus visitantes. Si algo destaca en una primera impresión en la ciudad es su belleza romántica y encantadora, inigualable por cualquier otro lugar del planeta. Fácilmente se aprecia el esplendor que vive desde siempre cuando se pasea por sus calles. Una ciudad en la que cada cada fuente, cada farola, cada edificio... está diseñado caprichosamente para conseguir que París sea la ciudad más bonita del mundo.

Para completar el romanticismo de la ciudad, hay que destacar el refinamiento de la alta cocina francesa, una de las mejores valoradas del mundo. Elaboraciones de lo más complejas, presentaciones de categoría o productos de altísima calidad es lo que solo unos pocos podrán permitirse en los restaurantes y hoteles más lujosos de la ciudad.



1. La Catedral de Notre Dame. No debe faltar una visita a una de las iglesias góticas más famosas del mundo. Visita en primera persona el hogar del Jorobado de Notre Dame y sus campanarios, conoce las gárgolas de cerca y disfruta de sus fantásticas vistas.

2. Arc de triomphe o Arco del Triunfo. Pasear por París es como visitar un museo al aire libre. Repleta de monumentos impresionantes. Uno de ellos es el famoso arco del Triunfo, que conmemora la victoria del ejército francés bajo las órdenes de Napoleón. No es tan común subir pero también merece la pena contemplar las vistas a las avenidas más concurridas de París como los Campos Elíseos.

3.  Le Tour Eiffel es el icono parisino y de Francia. Que no falte la foto delante de la Torre Eiffel y a poder ser también hay que subir ¿te atreves por la escalera? Sus vistas a la ciudad son una experiencia única. Las mejores horas para visitarla son muy temprano, cuando no hay colas o al anochecer y así disfrutar de las luces de la ciudad.

4. Montmatre es el barrio bohemio por excelencia de París y también uno de los más alegres. Pasear por sus estrechas y encantadoras callecitas debería ser obligatorio en una visita a la capital francesa. Artistas callejeros, cafeterías, músicos y buen ambiente es lo que te encontrarás al subir a este barrio.

5. El Musée du Louvre asombra a todo aquel que lo visita, tanto si es la primera vez como si no. Es el museo más visitado del mundo. Tanto el edificio en sí como las interminables colecciones de su interior de la historia antigua, de pintura, de escultura... es un paraíso para los amantes de la historia del arte o la arqueología, sin embargo es capaz de cautivar a cualquiera que lo visite.

6. El Château de Versailles, conocido como palacio de Versailles. Necesitas un día de viaje entero para visitar uno de los palacios más bonitos del mundo. Prepara también un calzado cómodo para recorrer tooodas las estancias del palacio y sus preciosísimos e interminables jardines.

7. El Sacré Coeur. No solo basta con visitar el bohemio barrio de Montmatre; acércate a la Basílica del Sagrado Corazón y contempla las vistas desde sus escaleras, túmbate en el cesped a pasar la tarde o entra y alucina con su gran cúpula; por dentro es inmensa!

8. Comer crepes por las calles de París es un ritual que todo parisino y turista debe seguir. Puedes encontrarlos de cualquier clase, dulces o salados o con cualquier tipo de condimentos. Mi favorito es con azúcar o chocolate blanco!. Creperias las hay por todas las calles de la ciudad, pero siempre será más económico comprarlo en un puesto callejero y comerlo mientras se descansa en cualquier plaza o jardín.

9. Los Invalidos. En el siglo XVII este edificio era la residencia de los soldados franceses retirados de servicio y de ahí su nombre. Otro imponente monumento que destaca por su bonita cúpula dorada y por dar sepultura a Napoleón. Si te interesa el tema también puedes visitar el museo del ejército.

10. Les Champs Élysées o los Campos Elíseos es la principal avenida de París y una de las más conocidas y caras del mundo. Es uno de los lugares perfectos para ir de compras (en el caso de que suelas hacer shopping en Channel, Louis Vuitton, Dior o joyerías de las más selectas)


11. La imponente Ópera Garnier no pasa desapercibida para nadie, ni siquiera para Gastón Leroux, autor de Le fantôme de l'Opéra, El fantasma de la Ópera. Si por fuera es preciosa, por dentro lo es todavía más. Es una clara muestra de la ostentación y riqueza que vivió la ciudad de París en la segunda mitad del siglo XIX.

12.  Las Galerías Lafayette es otro de los edificios más impresionantes de la ciudad. Su gran cúpula neobizantina de cristal está declarada monumento histórico digno de visitar. Merece la pena una visita y ver su esplendor aunque... se mira pero no se toca! ya que es uno de los centros comerciales más lujosos del mundo!

13. El Moulin Rouge o Molino Rojo en español, es el cabaret francés más famoso del mundo. En él se celebran cenas con espectáculos inmejorables. Seguro que alguna vez has visto las bailarinas con faldas redondas que dan volteretas y se abren de piernas a la vez. ¡Esas bailarinas son típicas de aquí!

14. La Plaza de la Concordia además de bonita, es una de las plazas más representativas de París. Fue mandada construir por Luis XV y también fue el lugar donde se colocó la guillotina que ejecutó a 1200 personas, entre ellas su hijo Luis XVI y Maria Antonieta en la época de la Revolución Francesa. Una historia, cuanto menos, sobrecogedora.

15. El Musée d'Orsay es una antigua y bonita estación de tren construida en 1900, que pasó a ser museo ya en el año 1986. Es el museo del impresionismo francés por excelencia: Renoir, Cézanne, Gauguin o Monet son los artistas más representativos de un museo auténticamente parisino.



16. El Panteón es otro edificio espectacular situado en el Barrio Latino que no debes perderte. Aunque sus fines eran religiosos y de gobierno, ahora es otro edificio que impresiona a todo aquel que lo visita, tanto su interior, como la cripta y la cúpula desde donde se obtienen también una de las mejores vistas a la ciudad.

17. La extravagante arquitectura del Centre Pompidou de por sí es digna de admirar. Pero si quieres profundizar más, este es uno de los templos mundiales de arte moderno y contemporáneo, a la altura de la Tate de Londres o el MoMA de Nueva York. Desde obras modernistas de KandinskiMiró o Matisse hasta el arte más contemporáneo, minimalista y conceptual.

18. El Barrio Latino es una de las zonas más concurridas y animadas de la ciudad, antiguamente el barrio de los estudiantes. Es un pequeño laberinto de callejuelas encantadoras repletas de restaurantes y agradables cafeterías a precios bastante asequibles, por lo que es uno de los lugares preferidos tanto por turistas como por locales para comer y cenar.

19. La bollería francesa es otro de los imperdibles más apetitosos. Croissants, baguettes, macaroons... ahora sí que te suena ¿verdad? los franceses son expertos cocineros de dulces y horneadores de bollos y panes. Lo puedes comprobar en las boulangeries y patisseries que hay por todo París. ¿Te apetece una napolitana de chocolate recién salida del horno?

20. La Défense. Huyendo un poco del excesivo romanticismo parisino, podemos llegar a la zona más moderna y empresarial de la ciudad. París también tiene su centro financiero, el más importante de Europa junto con el de Londres. Éste lugar de aires futuristas te hará olvidar que estás en París. Pasea por sus modernas calles de rascacielos o haz una parada para descansar en el Arco de la Defensa.
21. Saint Chapelle es una iglesia de estilo gótico de las más impresionantes del planeta. En la capilla superior dificilmente puede verse el muro del edificio puesto que se sostiene por sus mal de mil imágenes en vidrieras; una de las cosas más llamativas de la catedral. Otro de sus mayores tesoros son las reliquias de la Pasión de Cristo: la corona de espinas y un trozo de la cruz.

22. Los Jardines de Luxemburgo son los jardines más populares de la ciudad por su céntrica localización y su belleza. Le da el nombre el palacio de Luxemburgo (senado francés) situado justo detrás. Es el lugar perfecto para tomar un descanso después de una larga pateada y relajarse disfrutando del sol de verano. 

23. Francia es el productor de quesos del mundo y de fama internacional, con centenares de queso diferentes (hasta 400) vamos, que no te cansarás de comer el mismo queso de siempre. Resulta delicioso pasear por tiendas y mercados de la ciudad y probar la gran calidad y variedad de estos. 

24. Disneyland París es el parque temático y de atracciones al que todo niño (y mayor) desearía ir. Es un lugar donde reina la magia y la fantasía y todas las preocupaciones desaparecen y dejan lugar a la imaginación. No creas que por ser mayorcete no te gustará este lugar. Es capaz de encantar a quien sea.

25. El puente de Alejandro III es un puente con exuberante ornamentación negra y dorada. Una de las mejores muestras de elegancia y belleza de París; de los lugares más románticos de la ciudad. Por eso es considerado uno de los más bonitos no solo de París, del mundo (sino el que más). Solo por esto ya deberías plantearte cruzarlo en tu visita a Los Inválidos.

Fotos de amoeboid, Álvaro,  eVidaSana.com y William Mclntosh


Dificilmente podrás ver todos estos imperdibles en una sola visita, así que elige lo que más te llame la atención. Las prioridades se las pone cada uno y sobre todo disfrútalo. Un beso!!



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

         

No hay comentarios:

Publicar un comentario