4/2/15

Milán día 2: conociendo la ciudad y haciendo amigos

Era nuestro segundo y último día para disfrutar de Milán porque al día siguiente íbamos a hacer una excursión; y es que a Milán no se necesita dedicarle mucho más tiempo.

Nos levantamos a las 8 para aprovechar el día: por la mañana tocaba parque Sempione y Castello Sforzesco. Bajamos a desayunar en el albergue y salimos a la calle. Amaneció con mucho frío, niebla y nubes pero igualmente teníamos que aprovechar el día. A primera hora estábamos paseando por los jardines de Sempione, entre tanta niebla. Menos mal que poco a poco el día fue mejorando y al final salió el sol. Pasamos la mañana visitando cada rincón de los jardines que eran bien bonitos y para terminar vimos el Castello Sforzesco por fuera. En el siglo XIV sirvió como fortaleza y actualmente en su interior alberga gran cantidad de museos (Egipcio, arte antiguo, prehistoria, instrumentos musicales etc.) pero no perdimos el tiempo en ver ninguno de esos museos.


Parque Sempione


La visita por la mañana siguió por la comercial y turística Via Dante, una calle peatonal llena de tiendas, cafeterías y puestos de souvenirs que da justo a la plaza del Duomo. Allí tuvimos tiempo para tomar el sol, ver a la gente pasar y pensar dónde o qué comer...
Éramos pobres así que... ¿Panzerotto? ¿Gelatto? Por supuesto! en la Via Dante habían puestos para comer en la calle por menos de 3 €. Nos sentamos en un banco y a comer y disfrutar. 

Castello Sforzesco

Después por la tarde queríamos visitar el duomo por dentro y cómo no, subir a la terraza. La visita a la catedral es gratuita, hacer fotos dentro no. No es que no se pueda, es que si pagas, puedes (2 €). Pero no temáis, no es complicado sacar alguna foto sin que te pillen jijiji. Para subir a la terraza SI hay que pagar. 5 € si eres estudiante o menor de 25 años y 7 € si no te enteras de nada (como nosotras) o si no eres estudiante o mayor de 25. Hablo de subir por las escaleras porque lógicamente en ascensor... se sale de presupuesto. Pues la catedral por dentro... enorme, súper bonita y las vidrieras eran flipantes!! Dudo que existan vidrieras tan bonitas en el mundo como las de esta catedral. Cada sección de cristal de la vidriera era una obra de arte, y las vistas desde la catedral... fueron alucinantes. Éramos como las señoras reinas de Milán con la ciudad a nuestros pies y lo veíamos tooooodo! incluso las vistas a los Alpes eran alucinantes. Estuvimos dando vueltas por la terraza y disfrutando de las vistas y tras otra alineación de los astros nos volvimos a cruzar con los chicos del avión y a partir de ahí decidimos terminar el día juntos.


Al bajar de la catedral intentamos entrar al museo de arte contemporáneo del Novecento que en teoría era gratis y así ver la 'merda d'artista' de Marcell Duchamp pero ya habían cerrado. Nos dimos un último paseo y después Marina y y volvimos a nuestro albergue para recoger a nuestro compañero de habitación con el que quedamos en salir, Oggi. Después nos juntamos con los amigos del avión , que a la vez quedaron con otro amigo que conocieron ellos y fuimos a cenar al barrio de Navigli, el barrio con el mejor ambiente universitario y joven de Milán (Aunque bastante alejado del centro).

Navigli
De 'happy hour' en Navigli

Fue una gran noche entre risas, y como los chicos del avión tenían un piso alquilado después de cenar nos fuimos allí a terminar la noche entre vino y cervezas jujuju. Pero la fiesta terminó pronto porque no vinimos a Milán para eso y al día siguiente había que volver a madrugar y Oggi tomaba un avión para Ámsterdam. Así que quedamos con toda la gente para vernos al día siguiente y hacer una excursión fuera de Milán. Y creo que fue lo más bonito del viaje!! Pero esto ya lo dejo para el siguiente post!! Estos somos nosotros en orden: Oggi (Australia), Matt (Inglaterra), Mario (Puerto Rico), Ruben, Jonatan y Marina (from Spain!) Sheng (China) y yo!
☻☻☻

Ciao!!

 Milán (Día 3: Cambiando la ciudad por montaña)

No hay comentarios:

Publicar un comentario