8/10/15

Qué hacer en Roma

Roma es una ciudad que parece haberse quedado detenida en el tiempo. El esplendor que ha vivido a lo largo de su historia hace que pasear por sus calles y contemplar sus imponentes restos arqueológicos en cada rincón sea como visitar un museo al aire libre. Edificios, calles, plazas... todas esconden una historia detrás; una ciudad mediterránea imperial y milenaria que se conserva tal cual y aun sigue viva...

La larga y emocionante historia de Roma no son solo los motivos que hacen que sea la tercera ciudad más visitada de Europa, con 16 millones de visitantes al año. La riquísima gastronomía italiana, sencilla pero deliciosa, y la alegría y frescura de los italianos y sus calles invitan a conocer la ciudad. Si quieres sentir su esencia desde el principio prepara unos cuantos días y un buen calzado. ¿List@ para patear?



1. En la Fontana di Trevi, la costumbre obligatoria para todo turista es lanzar la moneda. La fuente más grande, famosa y bonita de Roma. Trevi no es nadie, su nombre deriva del italiano Tre Vie, que significa tres vías, pues es el punto de encuentro de 3 calles.

2. La Piazza Navona, la plaza barroca más animada, popular, y para mí, la más bonita de Roma. En ella hay 3 fuentes. La más bonita es la de los Cuatro Ríos, construida por Bernini en el año 1651, con un obelisco de 16 metros. Representa los 4 ríos más importantes de la época: el Nilo, el Ganges, el Danubio y el río de la Plata.

3. El Coliseo Romano, conocido también como el anfiteatro Flavio, es el símbolo principal de la ciudad. El Coliseo es un anfiteatro del antiguo Imperio Romano, que cuenta con unos 2000 años de antigüedad. Tenía una capacidad de 50.000 personas que disfrutaban de peleas de gladiadores, ejecuciones de prisioneros, animales exóticos e incluso batallas navales. 

4. El Foro Romano es el lugar donde se desarrollaba la vida pública y religiosa antiguamente. Con el fin del imperio, el foro quedó en el olvido y poco a poco se enterró hasta el siglo XX, que comenzaron a hacerse las excavaciones para rescatarlo.

5. La Plaza y Basílica di San Pietro es el templo religioso más grande e importante del mundo; sede del cristianismo y residencia del Papa. Comenzó a construirse en el año 1626 con arquitectos como Bramante o Miguel Ángel. En su interior destaca el Baldaquino de Bernini y La Piedad de Miguel Ángel. También puedes visitar la Capilla Sixtina en los Museos Vaticanos.


6. El edificio mejor conservado de la Antigua Roma, el Panteón de Agripa. Lo más impactante de este edificio es su enorme cúpula con un diámetro de 43 metros, la misma medida que su altura. En el centro tiene un óculo de casi 9 metros que permite iluminar el templo con luz natural. En su interior se encuentra la tumba de Rafael

7. El Altare della Patria o Monumento Vittorio Emanuele es un imponente monumento que corona la Piazza Venezia. Fue inaugurado en 1911 para rendir homenaje al primer rey de Italia tras su unificación. Es un edificio blanco colosal de 135 metros de altura con una gran escalinata que no pasa nada desapercibido.

8. La original, la auténtica pizza italiana, pero en mi opinión: no la mejor (espero que no me lea ningún italiano). Procede de Nápoles aunque es servida por toda Italia. Tomate, mozzarella y albahaca son los ingredientes esenciales italianos y además ¡los colores de la bandera italiana! ¿casualidad? no lo creo!

9. La construcción del Castel Sant'Angelo comenzó en el año 135 por orden del emperador Adriano con la intención de usarlo como mausoleo para él y su familia. Más adelante, en el siglo XV, una epidemia de peste devastó la ciudad hasta que el Papa Gregorio I tuvo una visión: el arcángel San Miguel, situado sobre el castillo anunciaba el fin de la epidemia. Como recuerdo de aquella aparición un ángel corona el edificio. 

10.  El Arco de Constantino te será inevitable verlo cuando veas el Coliseo. Constantino I construyó este gran arco en el año 315, en conmemoración a la victoria de una batalla. Es un arco monumental de unos 21 metros de altura y además se conserva en muy buenas condiciones.

Fotos de Javier G. Leal, Adam Kuban, Christopher Chan y Jose Antonio G.H

11. El Foro Boario es uno de los muchos lugares de templos y restos romanos que puedes encontrarte mientras recorres la ciudad. Es un bonito parque con varios templos de la época de la República donde antiguamente se llevaba a cabo el comercio con animales. Este lugar todavía se conserva a pesar de haber sufrido varias inundaciones por su cercanía al río y algún incendio.

12. Los Foros Imperiales formados por el mercado, el foro y la columna de Trajano y junto con el foro de Augusto y el Foro Romano (nombrado anteriormente) son dignos de ver aunque sea desde fuera. Todos se encuentran a lo largo de la Via dei Fori Imperiali.

13. La Piazza Spagna es una de las principales plazas de Roma. Su nombre se debe a la ubicación de la embajada española desde el siglo XVII. La escalinata de la plaza se viste de gala y se convierte en una pasarela de moda a mediados de Julio. Es un buen lugar para sentarse y tomar un descanso mientras ves el tránsito de cientos y cientos de turistas que la visitan.

14.  La Bocca della Verità es esa famosa roca de mármol redonda con el relieve de una cara con ojos, nariz y boca perforados, en la que cuenta la leyenda que aquella persona que introdujese su mano en la boca y dijese una mentira, ésta se la arrancaría de un mordisco. Cada vez más, la foto en esta piedra es más popular.

15. Las Termas de Caracalla son uno de los más espectaculares edificios romanos que se conservan, aunque de aquella manera pues, a pesar de ser enormes, solo se conservan grandes muros de ladrillo y bóvedas desplomadas que nos hacen retroceder en el tiempo para imaginar su época de esplendor. En aquella época era un lugar muy frecuentado por los romanos para mantener su higiene y establecer relaciones sociales.

16. San Pablo de Extramuros (San Paolo fuori le Mura) es una iglesia difícil de visitar porque está bastante alejada del centro de Roma, pero si se presenta la oportunidad no la pierdas. Es la segunda iglesia más grande de toda Roma por detrás de San Pedro y lugar donde está enterrado el apóstol San Pablo.

17. Por si no tuviésemos suficiente con las pizzas y la pasta, los italianos también nos ofrecen los mejores gelatos. Sabrosos, sanos, auténticos y muy baratos. Eso sí, hay que saber donde comprarlos. No todos los sitios ofrecen buena calidad.

18. El Area Sacra es un descubrimiento relativamente reciente de una de las ruinas más antiguas que se podemos encontrar en Roma. Data del siglo III a.C y fue el lugar donde se dio muerte a Julio César.

19. El Ara Pacis es un inmenso altar de mármol de carrara que conmemoró las victorias de las batallas en el Mediterráneo en Hispania y Galia por el emperador Augusto. Data del año 13 a.C aunque sus relieves se conservan en muy buen estado.

20. La Via del Corso y la Via Veneto son las dos calles principales de Roma. La Via Veneto fue durante mucho tiempo la sede del lujo en Roma. Podrás encontrar los hoteles, restaurantes y cafeterías más lujosas, aunque el protagonismo se lo está quitando la animada Via del Corso con su infinidad de tiendas y turistas que la transitan. Ésta última cruza la ciudad entera de norte a sur.

Fotos de Alberto Acero, Joël Morin,  Gianluca Laurentini y mgursel

21. Villa Borghese es la zona verde de Roma y uno de los parques urbanos más grandes de Europa. En él se combina perfectamente la naturaleza con el arte. Paseando en su interior podemos encontrar esculturas de diferentes artistas, monumentos y fuentes. En él también se encuentra la Galería Borghese y el Zoo de Roma. Es una buena opción para descansar de la ciudad y relajarse.

22. La chiesa de Santa Maria della Vittoria, es de las más pequeñas, pero para mi gusto es la más bonita. Por fuera pasa totalmente desapercibida pero una vez dentro, su decoración al estilo más barroco, los contrastes del color del mármol blanco y negro, la iluminación de las velas y la luz natural que entra por las cristaleras junto con la escultura del Éxtasis de Santa Teresa  de Bernini hacen que la iglesia sea una parada obligatoria, sí o sí.

23. Otro plato que probar por obligación es la pasta. Ay la pasta! qué cosa más rica! desde que la probé aquí me prometí no volver a comer pasta nunca más fuera de Italia, cosa que por cierto he incumplido hoy mismo. Pero una vez pruebas la auténtica pasta italiana, comer spaguettis o rigatonis no volverá a ser lo mismo :(

24. La Basílica de San Pietro in Vincoli o San Pedro Encadenado no es gran cosa en sí, pero en ella se encuentran las cadenas con las que San Pedro fue encarcelado en Jerusalén. Aunque para mi su gran atractivo es la escultura colosa de Moises, obra de Miguel Ángel, y también las extrañas representaciones de esqueletos, poco comunes en iglesias.

25. San Ignacio de Loyola es una de las iglesias que más nos gustaron de todas las que vimos en nuestro viaje. Por fuera impone bastante y por dentro, las pinturas de su bóveda son impresionantes. Ésta iglesia fue un pequeño descubrimiento de última hora, pero creo que merece estar en la lista de los 25 imperdibles :)

Fotos de Adriano Ivaldi y Sidney Simplicio 


Andrea

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

         



2 comentarios: