11/1/16

Qué hacer en Ámsterdam

Ámsterdam no es el concepto de ciudad al que estamos acostumbrados. A pesar de ser una ciudad sacada de un cuento navideño y tradicional con sus canales y acogedoras casitas que te envuelven en un ambiente de ensueño, la ciudad es variada, cosmopolita, alternativa y transgresora; con espacio para cualquier tipo de ocio y actividad. Vamos, que sean cuales sean tus intereses quedarás satisfecho.

La capital holandesa te envolverá en un ambiente donde el tiempo no parece pasar y aunque a penas hay monumentos para visitar y comida tradicional, la oferta es bastante variada. Podrás combinar una visita cultural a cualquiera de sus museos, tranquilos paseos por sus calles, degustar platos de cualquier parte del mundo y vivir la marcha de sus locales únicos y de los más animados de Europa. Ahora solo me queda desearte una feliz estancia en Ámsterdam :)



1. Los Coffe Shops para muchos es el principal motivo para visitar Ámsterdam. Como ya sabes, en Holanda está permitido el consumo y la venta del cannabis y en estos locales puedes comprar porros hechos directamente, fumar en cachimba, comer bizcochitos o tomar té con esta sustancia, y sin embargo no está permitido fumar tabaco y no venden alcohol. Qué curioso verdad?

2. Los pintorescos canales de Ámsterdam es lo primero (o segundo) que nos viene a la mente al pensar en esta ciudad. No es para menos si pensamos que la ciudad cuenta con 75 km de canales que podemos descubrir a pie o en barco. Por el tramado de sus canales es una de las ciudades más curiosas para ser vista desde el aire.

3. El Barrio Rojo o Red Light District es otro de los principales atractivos de la ciudad. Es casi inevitable dejarse caer por allí. En pleno centro de Ámsterdam y saturado de luces de neón se pasean cientos de turistas curiosos para contemplar a las chicas que alquilan los escaparates. A diferencia de otras ciudades, este barrio es muy seguro incluso por las noches.

4. La Plaza Dam es la más importante. En torno a esta plaza fue creciendo la ciudad y ahora es un lugar lleno de vida, rodeado de monumentos y edificios históricos de gran belleza como el Palacio Real. En el centro de la plaza hay un obelisco en recuerdo a los soldados holandeses que murieron en la II Guerra Mundial.

5. Otra de las cosas más típicas de Holanda son los tulipanes. A los holandeses les encantan las flores y el mercado Bloemenmarkt es conocido en el mundo entero con una historia de 140 años. Aquí podréis comprar todo tipo de flores, tulipanes de todos los colores, semillas y demás cosas de jardinería. Un lugar perfecto y original para comprar algún recuerdo no?

Fotos de seriousbutfun, Anthony Coronado y Tiberio Frascari

6. Heineken Experience es el museo de la famosa Heineken y debes ir ya seas cervecer@ o no. Te rodearás de la historia, proceso de elaboración y el mundo en general de la prestigiosa cerveza Heineken en una exposición interactiva 100% verde. Además podrás ver la destilería original del 1867, las estancias y antiguas calderas, el proceso que lleva cada botellin hasta que llega al consumidor, y como recompensa final: tomarte una cerveza incluida en esta experiencia.

7. Vondelpark es el pulmón verde de Ámsterdam (no por la Heineken ni la hierba de fumar eh?) y el parque más grande. Si tienes suerte y hace buen tiempo es un lugar ideal para pasear y disfrutar del sol, hacer un picnic, deporte o pasear en bicicleta. Es un lugar perfecto para tomarse el respiro que nunca viene mal en las visitas a las ciudades.

8. Alquila una bicicleta y recorre la ciudad. Nada más llegar te sorprenderá la cantidad de bicis que hay en cualquier lugar. Es una ciudad muy adaptada a este medio, pues el centro de Ámsterdam está atravesado en todas direcciones por canales y resulta mucho más cómodo moverse en bici. Además es un gran gesto a favor del medio ambiente.

9. La plaza de Leidseplein es la zona comercial, de calles anchas, teatros y tiendas. Aquí se encuentra el Teatro Municipal y alguno de los hoteles y tiendas de ropa más exclusivas de la ciudad. De día es un lugar lleno de vida donde los músicos y artistas callejeros entretienen a cualquier turista que se pase por allí o disfrute en cualquiera de las terrazas.

10. Los quesos holandeses son conocidos a nivel mundial ¿a que habías escuchado hablar del queso gouda?. Aunque es mucho más complejo de lo que parece. Cada uno proviene de una ciudad distinta,  y según el tiempo de curación varía mucho su textura y su sabor... si tienes la oportunidad aprovecha y pruébalos: Edam, Maasdam, Gouda...

Fotos de Mario Calma,  Tatiana Sapateiro, RuudMorjin, Anton and Janet y Darrel Godliman

11. Los zuecos son uno de los elementos más emblemáticos de Holanda. Durante años fueron usados como calzado diario para caminar por la tierra húmeda y encharcada tan usual en aquel lugar. Los más tradicionales son de madera pintada de amarilla o roja pero a día de hoy los hay para todos los gustos. Si no te compras unos de recuerdo, al menos hazte alguna foto puest@ de zuecos gigantes de los que puedes encontrar por cualquier calle.

12. Como curiosidad puedes tener una vista de Ámsterdam desde lo alto y verás que es como una ciudad de juguete. Sube a la torre de la Iglesia de Westerkerk que con sus 85 metros de altura tiene las mejores vistas de la ciudad y es el único atractivo que tiene a parte de su órgano, pues su interior es muy austero.

13. Ámsterdam está marcada por una época muy concreta de su historia y uno de sus vestigios más significativos es la Casa de Ana Frank, protagonista del famoso diario. La familia de Ana fue una de las miles de familias judías perseguidas por la ocupación nazi en la II Guerra Mundial. Se escondieron durante años en el sótano de esta casa junto a otra familia judía, hasta que alguien los delató y fueron enviados a los campos de concentración donde Ana y su familia murieron. 

14. Busca la casa más antigua de Ámsterdam o la más pequeñaHet Houten Huis es la casa más antigua y data de 1420. Es una de las dos únicas casas que se conservan de madera en la ciudad, pues poco después se prohibió su construcción tras varios incendios desastrosos. Está situada en Begijnhof. La casa más pequeña de Ámsterdam y del mundo se encuentra en Single 7 y mide tan solo un metro. Aunque realmente se trata de la fachada trasera de una casa más ancha por delante.

15. El Museo de Van Gogh está dedicado exclusivamente al pintor holandés y es el museo más visitado de Holanda. Seas amante del arte o no, es interesante de ver. Está ordenado cronológicamente de manera que conforme se avanza por el museo se recorre la vida del pintor con sus más de 700 obras y se aprecia así como su vida fue atormentándose hasta tal punto que se cortó la oreja izquierda. 

Fotos de Álvaro Rodríguez y marina micheli
Y parecía que no había mucho que hacer por allí... es una escapada ideal de fin de semana. Yo la tengo pendiente, tengo muchísimas ganas de conocer la ciudad ¿y tú? ¿has visitado Ámsterdam? ¿¡me dejo algo por ver!? espero que os haya gustado :) un abrazo de oso!



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

         


4 comentarios:

  1. Que bien! gracias por compartir la información.
    A mi también me gusta mucho viajar y también le comparto mi Blog espero le guste:
    http://mifotogalery.blogspot.mx/

    ResponderEliminar