14/2/16

10 iglesias que visitar en Roma

Vaya día que hace hoy. Pensaba salir a tomarme un té como tarde de domingo que es, pero cualquiera pisa la calle con este vendaval. Y oye, aun no está descartado el plan, pero mientras tanto os dejo con este post que tenía preparado para hoy. Visitar Roma y no entrar en ninguna de sus iglesias es como visitar París y no subir a la Torre Eiffel, aunque eso es difícil ya que poca gente se va sin entrar en la Basílica de San Pedro. Es tan fácil como andar por sus calles y entrar a cualquiera de las iglesias que encuentres a tu paso, pues contemplar el interior de las basílicas de esta ciudad es un placer que en pocas ciudades se repite. Cualquiera será capaz de dejarte con la boca abierta, ya seas creyente o no, pues la calidad artística y cultural es BRUTAL.

Un consejo: la entrada a las iglesias es libre siempre así que entra en cualquiera que veas; no te van a decepcionar, pero no olvides llevar un pañuelo para cubrirte los hombros y piernas. Seas hombre o mujer no podrás entrar en iglesias con tirantes ni shorts.

Hay algunas más importantes o bonitas que otras, que albergan relicarios, esculturas, ostentosa decoración... cada una se caracteriza por diferentes cosas así que te animo a que las descubras. Estas son mis 10 iglesias favoritas de Roma sin incluir la Basílica de San Pedro. Te recomiendo que al menos visites tres o cuatro aunque otras que no están en esta lista también merecen una visita:




1 . SAN JUAN DE LETRÁN
(Basilica di San Giovanni in Laterano) Es considerada la catedral y diócesis de Roma, una de las más grandes e importantes de la ciudad, pues se encuentra la sede episcopal del Papa. A pesar del aspecto de la fachada reformada en el siglo XVIII, esta es la iglesia más antigua de Roma y data del siglo IV. Un terremoto y varios incendios han sido los responsables de sus numerosas reconstrucciones. Su interior está profusamente decorado, desde techos hasta el suelo con mosaicos, además de imponentes columnas y enormes estatuas que la caracterizan. Como dato curioso, enfrente se encuentra la Scala Santa o Escalera Santa, por la que Jesucristo subió el viernes Santo para ser juzgado.

Foto de Helmut Reichelt




2 . SAN CLEMENTE
Este templo dedicado al Papa Clemente I es una pequeña iglesia rica en decoración con numerosos tesoros arqueológicos como pasadizos y mosaicos del siglo XII que nos hacen retroceder desde los inicios del cristianismo hasta la Edad Media. Desde su interior podemos acceder a la iglesia original del siglo IV enterrada bajo tierra entre la oscuridad y humedad del lugar. Además podemos ver los antiguos frescos que decoraban las paredes, fragmentos de mosaicos que cubrían el suelo y pasadizos a antiguas viviendas romanas construidas anteriores a la actual iglesia. Sin duda un paseo subterráneo hacia el pasado.

Fotos de michele raitano y Capricorn45rbjd 




3 . SANTA MARÍA LA MAYOR
(Basilica di Santa Maria Maggiore) Es una iglesia enorme, también considerada una de las 4 más importantes de la ciudad. Fue construida a mediados del siglo IV sobre un antiguo templo romano bajo la orden del Papa Liberio I. Cuenta la leyenda que la virgen se apareció ante el Papa para indicarle cómo debía ser esa basílica, diseñada por una nevada milagrosa. De ahí a que también se conozca a esta iglesia como Santa Maria della Neve, pero su nombre definitivo se debe a que es la mayor de las iglesias dedicada a la Virgen. En su interior se diferencian numerosos estilos artísticos como si de retales se tratara, desde el Barroco más reciente, el Renacimiento, mosaicos y el campanario de la época Medieval y algunas columnas jónicas de las antiguas construcciones romanas. Ideal para observar las épocas más importantes del arte Cristiano.

Foto de Javier Enjuto




4 . SANTA MARÍA IN TRASTEVERE
Doy por hecho que darás un paseo por el barrio del Trastevere, por lo tanto puedes pasar por la piazza Santa Maria, la parte más animada del barrio y así visitar su iglesia, ya que su exterior llamará tu atención por sus bonitos mosaicos dorados de la fachada. A diferencia de la mayoría de iglesias en la ciudad, ésta conserva su carácter del medievo (siglo XII) a pesar de haber sufrido alguna reforma. Las 20 columnas de su interior proceden de las Termas de Caracalla, pero nuestra atención se centrará en el impresionante mosaico dorado del ábside. No olvides dejar tu petición en la estatua de San Antonio (al entrar a la izquierda), pues dicen que cumple deseos ;)





Es una iglesia medieval y diferente, construida en el siglo VI con un curioso campanario del siglo XII, conocida por albergar en su entrada la famosa Bocca della Verità (La boca de la verdad) donde se agolpan todos los turistas (y nosotros no vamos a ser menos). Aunque su interior es austero, destacan los mosaicos del suelo, el coro, el baldaquino y la cripta subterránea que hay debajo de la iglesia, donde se guardan las reliquias del Papa Adriano I, extraídas de las Catacumbas. También alberga en su interior un relicario de cristal que contiene el cráneo de San Valentín (sí, el de los enamorados!). Te guste o no, tendrás que visitarla aunque solo sea por hacerte una foto en la famosa Boca de la Verdad.

Foto de Katie



6 . SAN PIETRO IN VINCOLI
El exterior de esta iglesia pasa totalmente desapercibido y no es lo que llama la atención, sin embargo hay dos elementos claves que convierten a San Pietro in Vincoli en una iglesia tan atractiva y visitada. Esta iglesia fue construida en el siglo V para albergar las cadenas de San Pedro con las que fue encadenado en Jerusalén. En ella también se encuentra una de las esculturas más conocidas de Miguel Ángel, El Moisés. En general es un templo sencillo y poco decorado pero merece la pena su visita además de poder contemplar la escultura, sus representaciones de esqueletos son poco comunes en otras iglesias.






7 . SANTA MARÍA DE LA CONCEPCIÓN
(Basilica di Santa Maria della Concezione dei Cappuccini) Esta basílica no es tan conocida como el resto y sin embargo es una de las más especiales de Roma. Es una basílica muy reducida y modesta, todo lo contrario a la ostentación del resto de iglesias de la ciudad. Fue mandada construir en el año 1623 bajo las ordenes del Papa Urbano VIII y lo que la hace realmente tan especial es el macabro tesoro que guarda su cripta; un lugar no apto para gente demasiado sensible, pues es espeluznante. Los restos mortales de todos los hermanos Capuchinos se trasladaron del cementerio a esta cripta y se ordenaron de forma "decorativa y artística", sin embargo el resultado es escalofriante.






8 . SAN PABLO DE EXTRAMUROS
(Basilica Papale San Paolo fuori le Mura) Aunque está bastante alejada del centro de Roma y se necesita transporte, merece una visita ya que se trata de la basílica más grande de Roma (después de San Pedro). Además es el lugar de sepultura del apóstol San Pablo. La construcción de esta iglesia tiene su origen en un santuario que construyeron sus seguidores sobre su tumba, pero son pocas las partes antiguas que se conservan ya que un gran incendio en 1823 lo debastó todo. El mundo entero se volcó en reconstruir esta enorme e impresionante basílica.

Foto de Carlos Jiménez Ruiz 




9 . SAN IGNACIO DE LOYOLA
Es una de las iglesias barrocas de Roma, construida en el año 1626. Los frescos de su bóveda son tan espectaculares que solo por eso no te la puedes perder y no tienes excusa porque está en pleno centro de Roma. Su autor fue Andrea Pozzo. Siguiendo el modelo de la Iglesia del Gesù, iglesia considerada más "importante", he preferido ponerla en la lista porque esta me pareció mucho más grandiosa (habiendo visitado primero la de San Ignacio, la del Gesù nos decepcionó). Además, junto con Santa María della Vittoria y San Pablo de Extramuros, son mis iglesias favoritas de Roma.





10 . SANTA MARÍA DELLA VITTORIA
Dicen que esta iglesia recibe a la mayoría de turistas desde su aparición en la película Ángeles y Demonios, sin embargo yo la conocí por albergar la escultura más importante de Bernini: el Éxtasis de Santa Teresa (es lo que tiene ser amante del arte!). Hasta entonces era una de las iglesias que pasaban desapercibidas ya que su exterior también resulta algo austero, sin embargo su interior es una joya artística; la sensación una vez estás dentro es todo lo contrario. Es una iglesia barroca y oscura, con una profusa decoración y una iluminación especial. Sin duda fue la que más me gustó de todas.


Y hasta aquí las 10 iglesias para mí, más bonitas o curiosas de la ciudad. Y tú ¿has visitado alguna? ¿cuál es la que más te gusta? házmelo saber :) un abrazo!!



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

         





No hay comentarios:

Publicar un comentario