20/9/16

Everest (2015)

Me ha costado reconocerlo pero estoy algo atascada con el blog. Con las clases no encuentro ratos libres para escribir, de verdad (¿os dije que vuelvo a ser estudiante?). Además sin trabajar me siento tan pobre... necesito ingresos para salir a cenar con Mario y programar viajes! ay la buena vida...



En fin, hoy traigo una peli que vi el domingo tan sobrecogedora como espectacular. Nada más terminar me dejó tan mal sabor de boca que hasta me arrepentí de verla, pero realmente me gustó tanto que quería verla otra vez, media hora después: Everest

En 1996 dos expediciones de montaña ponen en marcha una subida al pico más alto del mundo y en la película se describe las situaciones reales y recorridos que suceden antes de la ascensión, logrando hacerte sentir las emociones de los protagonistas. Las escenas son realmente fascinantes y muestran tan cual la belleza de Nepal, país que a pesar de continuar devastado por el terremoto de Abril'15 sigue siendo precioso, la cordillera del Himalaya y la felicidad e ilusión de los montañistas dispuestos a hacer cumbre. 



En el Campo Base cada uno de ellos presenta parte la vida que deja atrás, como Rob Hall que va a ser padre en cualquier momento, y no cuento más que no querréis un spoiler. En un momento de la película lanzan una pregunta que me gustó mucho; difícil de contestar pero más complicado todavía entender las respuestas. ¿Qué les lleva a los montañistas a hacer lo que hacen, a querer hacer cima? ¿por qué eso les aporta felicidad? y es que cada persona es un mundo y solo un@ mism@ entiende los motivos que le llevan a intentar tocar el cielo. Otra película muy buena que habla este tema es Meru, muy emotiva también, pero no me voy más del hilo.

La japonesa Nasuko Namba era la única chica de la expedición y ha coronado todos los 8000 a falta del Everest, por eso me gustó tanto ese personaje ¡también hay súper mujeres alpininstas!

No solo el estado físico vale para la ascensión del Everest. Esta peli nos descubre que tal vez más importante que el estado físico, sea la voluntad, la fuerza mental y preparación psicológica la que hace conseguir alcanzar la cima. En la película se pone a prueba la decisión y las ganas de hacer cumbre a toda costa de los protas pero tendrán que superar una serie de obstáculos que se interponen en esta peligrosa aventura.

La peor parte llega en los créditos. Ya no están Jason Clarke ni Jake Gyllenhaall dirigiendo la expedición, pero no digo nada más porque me matáis.

Conclusión: PELICULÓN de los que hace tiempo que no veía. Os la aconsejo :)




TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

         

No hay comentarios:

Publicar un comentario